El proyecto

La oportunidad de valorar el Caminho de Torres llegó a principios de 2016, cuando la Comunidad Intermunicipal de Tâmega e Sousa (CIM-TS) incluyó este itinerario jacobeo en su lote de solicitudes para el programa europeo FEDER - Programa Operativo Norte - Norte Región 2020 (Acciones de Patrimonio Cultural).

El proyecto de desarrollo cultural y turístico del Caminho de Torres reunió a cinco comunidades intermunicipales del norte de Portugal (Douro, Tâmega y Sousa, Ave, Cávado y Alto Minho), que estableció un protocolo, firmado en Penafiel, el pasado mes de marzo. 24, 2016 - y estableció un área de intervención de 234 kilómetros, entre Ponte do Abade (Sernancelhe) y el puente internacional sobre el río Miño (Valença do Minho), que cubre quince municipios: Sernancelhe, Moimenta da Beira, Tarouca, Lamego , Peso da Régua, Mesão Frio, Baião, Amarante, Felgueiras, Guimarães, Braga, Vila Verde, Ponte de Lima, Paredes de Coura y Valença do Minho.

El proyecto, que cuenta con un aporte nacional del 15%, fue aprobado en enero de 2017 y culminado en 2021. A pesar de su incidencia regional limitada a los municipios que conforman la región norte del país, la obra realizada beneficia a la totalidad del Camino de Torres, especialmente en las áreas de promoción y puesta en valor. De hecho, no hubo intervención física en el itinerario de los municipios de Aguiar da Beira, Trancoso, Pinhel y Almeida, así como tampoco se solicitó acción clasificatoria en las regiones españolas por donde discurre el sendero (Galicia y Castilla y León). . Sin embargo, las acciones de valorización favorecieron todo el itinerario, desde Salamanca hasta Santiago de Compostela, cubriendo así también los tramos que componen el Camino Portugués Central (desde Ponte de Lima).

El trabajo conjunto y articulado de las cinco comunidades promotoras intermunicipales no pretendía impulsar únicamente la dimensión peregrina del Caminho de Torres, sino aprovechar la existencia de este itinerario para generar ganancias culturales y turísticas regionales y locales. Se concibió como un proyecto ancla, dialogante con otras operaciones ya implementadas o por implementar en campo, y transversal en una perspectiva de desarrollo regional que potencie las singularidades culturales de los diferentes territorios.

El programa se estructuró en tres líneas de acción. Se inició con el estudio y diagnóstico del itinerario en el ámbito de la intervención interurbana, con el fin de corroborar la autenticidad del recorrido reconocido por Luís Quintales, identificar oportunidades de calificación paisajística y patrimonial, evaluar necesidades de señalización e intervenciones de seguridad para los peregrinos. Con el apoyo de las asociaciones de peregrinos Espaço Jacobeus y Via Lusitana y los municipios, que aportaron un técnico para acompañar al equipo, se elaboró ​​un informe de diagnóstico para orientar el trabajo futuro para calificar y promover el camino.

La colocación de señalización fue la cara más visible del programa de trabajo. Siguiendo los criterios definidos internacionalmente por el Plan Xacobeo, este eje pretendía dotar al Camino de las Torres de homogeneidad de señalización, relegando a un segundo plano las tradicionales flechas amarillas pintadas en muros, postes y vallas, haciendo que el tiempo las borre. No se trataba de una renovación completa de la señalización jacobea existente, sino de un refuerzo de los tramos ya señalizados y la colocación de hitos y paneles en los nuevos recorridos asociados al camino, como ocurrió en los municipios de Baião, Lamego o Guimarães (mencionado debajo). Por otro lado, algunos tramos ya contaban con señalización estandarizada específica, como en los municipios de Braga y Amarante -donde los respectivos municipios ya habían promovido esta intervención-, o en el centro histórico de Guimarães-área catalogada como patrimonio de la humanidad. . Como representa, a escala local, un cambio necesario en el paisaje, la colocación de letreros estuvo acompañada de sesiones de aclaración y sensibilización para las poblaciones locales, momentos que sirvieron para sentar las bases de un vínculo agregador y protector del camino. en estos territorios.

Como parte de la promoción, Caminho de Torres cuenta con su propia página web (caminhodetorres.com), una app, un folleto y guía (en portugués, español e inglés), un mapa de bolsillo (en cinco idiomas) y una amplia oferta de merchandising dirigido a peregrinos, grupo destinatario de todo el programa y razón de la existencia de esta vía y de la inversión pública que ahora se realiza.

Resolução Alternativa de LitígiosPolítica de privacidadPolítica de cookiesTérminos y Condiciones 2022 En caso de disputa haga clic aquí aqui.