Un camino compartido


En el Camino de Torres, muchas etapas no proponen aún albergues y los tramos son largos y solitarios. Es preciso prepararse con antelación para evitar problemas de deshidratación o para encontrar un lugar donde pernoctar. El compartir adquiere entonces más sentido y más valor y los momentos de contacto con las poblaciones locales se convierten rápidamente en episodios afectivos.

El camino de Torres es una experiencia única que lleva el viajero a entender las bondades de compartir o la soledad del silencio.

Resolução Alternativa de LitígiosPolítica de privacidadPolítica de cookiesTérminos y Condiciones 2022 En caso de disputa haga clic aquí aqui.